La ley lismi boe establece unas lismi medidas alternativas importantes. Pero es probable que te preguntes: ¿Qué es la Ley Lismi?, ¿Cuáles son las prestaciones lismi?, ¿Qué pasos hay que dar para el cumplimiento lismi? Aunque todas son preguntas muy importantes, en este artículo centraremos la atención en las lismi medidas alternativas.

¿Qué son las lismi medidas alternativas y cuántas hay?

Las empresas que se ven obligadas al cumplimiento lismi pueden quedar exentas si aplican algunas de las medidas alternativas. Dichas medidas no tiene relación con las prestaciones lismi, ya que estas últimas buscan proporcionar un beneficio económico al discapacitado. Las medidas son las siguientes:

  • La celebración de un contrato de tipo mercantil o civil con un CEE. Dicho contrato se dirige al suministro de materias primas, bienes en equipos, maquinarias, etc.
  • Celebrar un contrato civil o mercantil con un CEE para la prestación de un servicio.
  • Realización de donaciones de tipo monetario a aquellas empresas y entidades cuya finalidad no sea la de obtener lucro. Las empresas también deben estar orientadas a Integrar de manera social a aquellas personas que se encuentren discapacitadas.

 

La ley lismi boe establece que se constate la insuficiencia del 2% de la nómina empresarial para aquellas empresas que opten por las lismi medidas alternativas. Esta necesidad se constató en primera instancia en el año 1997. Pero fue en el año 2000 cuando la Ley Lismi establece que las empresas pueden aplicar las medidas siguientes:

  • Comprar bienes en un Centro Especial de Empleo o a un autónomo con discapacidad.
  • Formalizar una contratación civil o mercantil en un Centro Especial de Empleo. Incluye también la prestación de servicios que ajenos y accesorios a la actividad propia y común de la empresa.
  • Acciones de patrocinio a eventos relacionado con personas discapacitadas. También incluye donaciones a entidades que trabajan con este tipo de personas.