La Ley Lismi (Ley de Integración Social de los Minusválidos) se ha establecido para las personas que tengan discapacidades. Se ha hecho con el propósito de que las empresas den el máximo apoyo a las personas con condiciones especiales. La Ley Lismi establece una serie de prestaciones lismi que deben cumplirse. A continuación examinaremos algunos de los detalles relevante de la ley lismi boe.

Prestaciones contempladas en la ley Lismi

La ley lismi boe ha establecido un conjunto de medidas que sirven de protección para los minusválidos. Está dirigida a las personas se encuentran fuera de los beneficios del Seguro Social por no poder realizar ninguna labor. Estas prestaciones lismi incluyen medidas específicas de carácter económico y medidas de carácter técnico. Algunas son las siguientes:

  • Subsidio de ingresos mínimos: Se encuentra en vigencia para aquellas personas que estuvieran reconocidas antes de que la ley entrara en vigencia. El monto que se cancela es de 2.098,04 euros anuales, lo cual equivale a 14 pagos de 149,86 euros mensuales.
  • Subsidio de movilidad y compensación para gastos de transporte: Se basa en la prestación económica de manera periódica para poder atender los gastos de las personas minusválidas. El cumplimiento lismi es necesario para las personas que, por su discapacidad, no puedan hacer uso del transporte colectivo.

 Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica: En cumplimiento lismi, se ha establecido la prestación sanitaria y farmacéutica. Se ha ideado para poder suministrar asistencia por enfermedades comunes. También aplica para accidentes surgidos en el trabajo. En el caso de las medicinas, serán entregadas de manera gratuita para los beneficiarios.

Las empresas deben cumplir con los requisitos establecidos por esta ley. En el caso de que no se pueda, se han ideado lismi medidas alternativas para su cumplimiento. Las lismi medidas alternativas deben utilizarse siempre para el beneficio del trabajador o trabajadora con discapacidad.