Las prestaciones lismi están dirigidas a personas discapacitadas que, por su condición, no están incluidas en el Seguro Social. La Ley Lismi establece el cumplimiento lismi para todas las personas que se encuentren en estado de minusvalía. En este artículo hablaremos un poco sobre los requisitos necesarios para optar por alguna de estas prestaciones lismi.

Requisitos necesarios para las prestaciones lismi

Para optar por algunos de los beneficios que otorga la Ley Lismi, es importante cumplir con requisitos como los siguientes:

  • Ser un ciudadano legal de España y tener una residencia en el país.
  • Tener una afección o alguna disminución en la capacidad física, psicológica o sensorial. La misma debe derivarse en una minusvalía en grado igual o superior al 33%.
  • No tener derecho por edad o cualquier otra circunstancia de la Prestación Sanitaria y Farmacéutica. No ser beneficiario a través de ningún Organismo perteneciente al Sector Público.
  • No tener derecho, por cualquier título obligatorio o como mejora voluntaria, de las prestaciones sociales sanitarias, incluida también la farmacéutica. Esto en el caso de los regímenes generales o especiales de la Seguridad Social.

Aunque estos requisitos son los solicitados para la Prestación Sanitaria y Farmacéutica, también se aplica para el Subsidio de Movilidad y Compensación por Gastos de Transporte.

Las prestaciones procedentes de la ley lismi boe son financiadas por las aportaciones correspondientes del Presupuesto de Seguridad Social. La cuantía de todos estos subsidios se fijan de manera anual en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, y no han experimentado ninguna clase de modificaciones desde el año 1991.

La ley lismi boe establece también algunas lismi medidas alternativas en caso de no poder realizarse el cumplimiento lismi. Dichas lismi medidas alternativas son para aquellas empresas que no tengan la capacidad de contratar el 2% de trabajadores con discapacidad.