La Ley Lismi nace en el año de 1982 por un decreto real. Mediante dicho decreto, las empresas públicas y privadas de España están obligadas a contratar a discapacitados. Sin embargo, solo las empresas con más de 50 empleados podrán contratar no menos del 2% de trabajadores con discapacidad. Gracias a las prestaciones Lismi, se puede impulsar la integración laboral de este tipo de personas de forma eficiente. Sin embargo, requiere del cumplimiento Lismi por parte de las empresas para lograr dicho objetivo. Tomando en cuenta la Ley Lismi boe (Boletín Oficial del Estado), es posible establecer la Ley Lismi rehabilitación de discapacitados. Gracias a esta última, los discapacitados pueden alcanzar su nivel máximo de desarrollo personal.

Detalles de la Ley Lismi de rehabilitación de discapacitados

La Ley Lismi es la forma abreviada de Ley de Integración Social del Minusválido. Como su nombre lo indica, con ella se busca que los discapacitados se integren, en este caso, al ámbito laboral. A pesar de la existencia de esta normativa, las empresas no han cumplido con ella. Esto propició el hecho de que, por decreto real, se estableciera Lismi medidas alternativas. Esto facilitaría a las empresas el cumplimiento Lismi.

Gracias a las prestaciones Lismi establecidas en la Ley Lismi boe, existen unas medidas para beneficio de los discapacitados. Dichas medidas están relacionadas con la Ley Lismi rehabilitación de discapacitados. Lo que se busca con esta última es que los discapacitados alcancen el máximo nivel de desarrollo personal. Una de las cosas que contribuirá con esto es el hecho de adquirir un empleo adecuado. Aparte de esto, dicha rehabilitación incluye orientación médico-funcional. A través de esta última, se pueden diagnosticar cualquier tipo de deficiencia o anomalía por parte de los discapacitados. Esto hará que se traten a tiempo las mismas hasta conseguir el máximo de funcionalidad.

Si no fuera por Lismi medidas alternativas, muchos discapacitados perderían la oportunidad de alcanzar el máximo en su desarrollo personal.